Friday, June 16, 2006

Interaccionismo Simbólico


El interaccionismo simbólico es un movimiento que nace a inicios del siglo XX y cuyo foco principal de desarrollo es Estados Unidos. El interaccionismo simbólico intenta dar cuenta de la forma en que se conecta lo psicológico con lo social y como se expresa esto en la interacción que sostiene las personas y el uso de los símbolos presentes en ese proceso.

El Interaccionismo simbólico intenta hacer una mirada global de los procesos sociales en los cuales se encuentra inscrito el ser humano y contemplándolo como constructor de las dinámicas sociales, observándolas desde sus elementos básicos.

El Interaccionismo Simbólico parte de la hipótesis de que la realidad social se forma y se desarrolla con base en las interacciones entre los miembros de la sociedad. El transcurso de acciones interactivas produce una realidad social nueva (emergente), que no se puede anticipar. Por eso la realidad social no es concebida como estática, más bien se desarrolla una dinámica interactiva en la cual son creados continuamente nuevos aspectos de actuación.

Su propuesta teórica postula que el self intermedia la relación entre la sociedad y por lo menos una buena parte del comportamiento social.

Entre los personajes que contribuyeron en la consolidación de este movimiento se encuentran William James, el cual desarrolló el concepto de que el self es multifacético y producto de las relaciones de la persona con otros particularmente relevantes. Jhon Dewey quien insistía en la relación intima entre la persona y la sociedad en donde la organización de la personalidad se daba en términos de hábito y la organización social en términos de costumbre o habito colectivo. Cooley quien argumentaba que no hay individualidad fuera de del orden social y que la personalidad emerge de la comunicación entre los que comparten la vida social y que las expectativas de otros son centrales para la personalidad.

Entre los aportes a la conceptualización del Interaccionismo simbólico se destacan las líneas argumentales que se trabajan en la escuela de Chicago con Herbert Blumer a la cabeza y la escuela de Iowa con H. M. Khun. De Blumer se destaca la concepción de que las personas, la acción organizada y los medios son como flujos continuamente construidos y reconstruidos por la vía de los procesos definitorios e interpretativos. De esta forma, “Blumer se orienta al examen directo del mundo empírico de la experiencia cotidiana como los significado de conocimiento que repercuten en el comportamiento humano”. La escuela de Chicago enfatiza en procesos y no en estructuras, por lo tanto Blumer que la sociedad no es una estructura organizacional, mas las acciones de las personas que toman lugar en situaciones, es construida por las personas interpretando situaciones, interpretando y aceptando cosas que tienen que ser tenidas en cuenta.

La escuela de Iowa con Khun a la cabeza, propende por un tipo de estudio más del tipo convencional, vuelto sobre la forma de observar de tipo positivista. Khun considera que la estructura social es creada, mantenida y cambiada por la interacción simbólica; entretanto, una vez creada, la estructura ejerce coacción sobre la interacción. Por lo tanto desde esta perspectiva se ve una interrelación y hasta cierto punto una determinación recíproca de los procesos que se establecen a nivel social.

El interaccionismo simbólico ha sufrido transformaciones desde que inicio como movimiento pasando por procesos como la fragmentación, la expansión, la incorporación y la adopción de sus conceptos en el área del conocimiento de la psicología social y la sociología fundamentalmente.

Para autores como Fine (1993), el interaccionismo simbólico se ha centrado fundamentalmente en el debate de dualidades opuestas como: niveles de análisis micro/macro, el orden social de agencia/estructura y el método de investigación realista/interpretativo de las dinámicas sociales.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home